Blog de Terapias Vigo

Eventos, novedades, consejos espirituales... ¡y mucho más!

Balneoterapia y aguas termales

villaolmedo_claustrotermal

 

BALNEOTERAPIA:

Balneoterapia, es el tratamiento del cuidado y la prevención de la salud, así como del tratamiento de enfermedades y lesiones con determinados remedios curativos (generalmente con aguas y peloides curativos) en el contexto de una instalación termal. 

La balneoterapia es un conjunto de terapias o tratamientos destinados a la promoción y conservación de la salud que se realizan en un balneario.

La balneoterapia es eficaz ya que utiliza el agua en todas sus modalidades como agente terapéutico principal.

La balneoterapia tiene un efecto sedativo y tranquilo, alivia los dolores articulares, relaja los músculos y favorece la relajación.

Excelente para la oxigenación de los tejidos y el descanso general, la balneoterapia es todo un clásico en los tratamientos de salud y belleza.

Además de la cura de enfermedades, la balneoterapia incluye tratamientos para un mal tan moderno y extendido como el del estrés.

Desde los tiempos remotos entre las antiguas civilizaciones, las fuentes minerales calientes y de azufre ganaron popularidad.

Hipócrates y Galeno fueron los primeros en darle gran valor a las aguas curativas y a los baños.

A partir de 1473, en Padua, se inicia un período posteriormente seguido por otras naciones y científicos de la época, con publicaciones sobre las curas termales que constituyen verdaderos tratados de balneoterapia y que condujeron a un mejor conocimiento de la Hidrología Médica; así como contribuir a su difusión, impulso de investigación y la práctica de análisis en las aguas mineromedicinales, hasta llegar al enorme prestigio alcanzado por las aplicaciones hidroterapéuticas de Writght y Priessnitz en los siglos XVIII yXIX así como la creación de un verdadero método de cura del párroco Sebastián Kneipp (18211897) y las técnicas hidroterapéuticas del austríaco Guillermo Winternitz (18341912) que aún conservan su valor terapéutico indiscutible.

En Roma fue difundida la hidroterapia por Asclepios por los estudios y la práctica de Celso, Plinios y Galeno. Esta se basaba en las propiedades físicas del agua, especialmente la temperatura y de acuerdo con los minerales que contenían.

La intención de los baños romanos era más complejo que aquellos que se encontraban en lugares naturales de curación.

Los baños romanos se convirtieron en lugares de reuniones y en centros de entretenimiento, arte, cultura, debate gimnasia, limpieza y restablecimiento de la salud.

En el período comunal, la medicina en balnearios formó parte total de la medicina oficial y muchas enfermedades, incluidas las enfermedades de la piel, se trataban en los balnearios.

En Italia, la explotación de manantiales calientes tiene orígenes antiguos.

Los etruscos utilizaron los fabulosos manantiales termales en su territorio con fines terapéuticos, se instruyeron en los elementos de la medicina sagrada, que tenía el carácter de las artes mágicas, de los griegos.

Las curaciones se realizaban en los templos dedicados a Esculapio, erigidos en sitios considerados como convenientes para la curación en virtud de su ubicación y belleza natural.

La cantidad de manantiales minerales en Italia ha dado lugar a la construcción de muchos balnearios con diferentes características.

La mayoría de estos manantiales tienen agua caliente como resultado de los fenómenos volcánicos que son especialmente evidentes en zonas como los Apeninos entre el Vesuvio y Sicilia.

La medicina de balnearios continuó siendo muy importante y esta tradición milenaria ha llegado hasta nuestros días.


La balneoterapia tiene un efecto como:


Sedativo y tranquilo.


Alivia los dolores articulares.


Relaja los músculos y favorece la relajación.


Es excelente para la oxigenación de los tejidos y el descanso general.


En tratamientos de salud y belleza.


En la cura de enfermedades.


Sirve para disminuir el estrés.


Formas de balneoterapia


Talasoterapia o tratamiento con agua de mar es una forma de la balneoterapia y se indica en:


Síndromes bronquiales


Hipotensión


Enfermedades derm
atológicas (eccema crónica, neurodermitis, psoriasis, acné).


Aguas curativas

Las aguas curativas se emplean con fines terapéuticos y tienen que contener sustancias disueltas (minerales, iones) en una concentración de 1g/Kg. de agua como mínimo.


Aguas con cloruros Baño:

En enfermedades cardiocirculatorias Inhalación: en enfermedades bronquiales, asma bronquial.

Aguas con cloruros Para beber:

En enfermedades gastrointestinales; aguas con cloruro de magnesio en cálculos de oxalato en las vías urinarias.

Aguas con radón Indicaciones:

Fuentes radiactivas se aprovechan terapéuticamente para beber, para inhalar y baños en enfermedades inflamatorias y degenerativas de las articulaciones, enfermedades cardiocirculatorias y padecimientos vasculares.

Aguas sulfatadas Para beber:


En enfermedades gastrointestinales, colecistopatías (efecto estimulante de la secreción biliar y secretor), aguas sulfatadas ricas en magnesio en los cálculos de oxalatos.

Aguas hidrocarbonadas Para beber:


Aguas minerales cuando contienen CO2 disuelto libre Baños de ácido carbónico: hipotensores y reductores de la frecuencia. Indicados en hipertensión (I y II), enfermedades cardíacas isquémicas crónicas, trastornos circulatorios arteriales periféricos y trastornos cardiocirculatorios neurovegetativos.


Climatoterapia o balneoterapia :

Aguas sulfurosas Indicaciones: Las sustancias que contienen son: hidróxido de azufre, tiosulfatos, hidrosulfatos y azufre coloidal.
Baños en las enfermedades degenerativas e inflamatorias de las articulaciones en estadio subagudo hasta crónico, además en enfermedades dermatológicas como psoriasis, neurodermitis, acné vulgar y eccema crónica.


Aguas termales Indicaciones: baños en las enfermedades crónicas e inflamatorias de las articulaciones del aparato locomotor.


Peloides terapéuticos: Los peloides curativos son sustancias de grano fino que se forman mediante procesos naturales, biológicos y geológicos. Pertenecen a ellos la arcilla y la arena, el barro, el fango, la piedra caliza, el yeso, el barro y la turba. Estas sustancias se emplean en forma de baños, envoltorios, tampones y moldes.

Indicaciones: 

Estadios subagudos y crónicos de enfermedades degenerativas e inflamatorias de las articulaciones y de la columna vertebral 


Después de traumas del aparato locomotor 


Trastornos circulatorios funcionales 


Inflamaciones crónicas del tracto gastrointestinal y urogenital 


Trastornos funcionales del aparato ginecológico.

Contraindicaciones: eccemas supurativos de grandes áreas, enfermedades infecciosas y febriles, insuficiencia cardiaca III y IV, hipertensión estadio IV.

Balneoterapia Climatoterapia


Clima marítimo:

Propiedades 


Ambiente equilibrado entre temperatura y humedad 


Incidencia de las radiaciones 30%


Fuerte estímulo de enfriamiento 


Muy buen aire 


Saludable para los órganos de la respiración 


Aerosol del agua de mar.


Indicac
iones: 


Asma bronquial alérgica (particularmente Mar del Norte)
Otitis y sinusitis crónica

Inflamaciones recidivantes crónicas de las mucosas 


Enfermedades funcionales cardiocirculatorias (disfunciones hipotónicas y ortostáticas, várices. 


Enfermedades de la piel (neurodermitis, psoriasis, ictiosis, acné, etc.)

Contraindicaciones:

• Enfermedades de las vías urinarias y de los riñones

• Enfermedades agudas infecciosas

Ataques epilépticos

• Pacientes con enfermedades coronarias, trastornos del ritmo cardíaco e insuficiencia respiratoria

• Pacientes con tratamiento anticoagulante cuidado con los baños fríos debido a la reducción de la coagulación

• Diabetes mellitus, hipertiroidismo se indican en estos casos controles del metabolismo


Clima de bosque y colinas

Propiedades:

• Ambiente moderado de temperatura y humedad

• Efecto moderado de las radiaciones, estímulo moderado de enfriamiento

• Buena calidad del aire

• Estancamiento del aire

• Buena dosis de estimulación

• No se requiere formas específicas de adaptación

• Buena tolerancia.

 

Indicaciones:

• Enfermedades cardiocirculatorias

• Enfermedades de las vías respiratorias, enfermedades del sistema neuroendocrino

• Traumatismo de las partes blandas.


Clima de montaña

Propiedades:

• Efectos cambiantes de estancamiento y viento cálido

• Clima de valle durante las noches

• Marcadas diferencias de estímulo por la presencia de valles, bosque, alturas, pendientes, aire libre, ambiente de temperatura y humedad moderadas, baja temperatura del aire.

• Efecto moderado de las radiaciones

• En la nieve reflexión de la luz y de los rayos UV

• Estímulo de enfriamiento moderado

• Buena calidad el aire; bajo déficit de O2

• Condiciones favorables en lugares protegidos (alturas, valles, pendientes)

Indicaciones: las mismas que en el clima de bosque


Clima de elevaciones

Propiedades:

Muy baja temperatura del aire, aire seco Radiaciones UV intensas, también en invierno Fuerte contraste de temperaturas Excelente calidad del aire Fuerte déficit de O2.

Indicaciones:

Hipertensión estadio I-II

Hipotensión

Enfermedades pulmonares: bronquitis crónica, asma bronquial, enfisema pulmonar

Enfermedades de la piel: dermatitis, psoriasis. Enfermedades cardiocirculatorias.

Enfermedades coronarias (sólo presión arterial estable), 6 meses después de infartos Seis meses después de ataques de apoplejía Trastornos circulatorios arteriales estadio I y II


Contraindicaciones:

• Insuficiencia cardíaca (III-IV)

• Estenosis mitral

• Angina de pecho en reposo y por frío

• Trastornos circulatorios arteriales estadio III hasta IV

• Fotodermatosis.


Aplicaciones terapéuticas

Osteoartritis y osteoartrosis

La inmersión diaria en las aguas del Mar Muerto por un período de una semana, o en un baño de soluciones saladas al 2,0 ó 7,5 % del Mar Muerto durante 2 semanas mejora significativamente la osteoartritis de columna, caderas y rodillas, según investigaciones clínicas.

La balneoterapia es importante en el tratamiento de pacientes con enfermedades articulares inflamatorias y no inflamatorias Una importante ventaja de la balneoterapia sobre la terapia farmacológica es que no tiene efectos secundarios.


Dermatología

La balneoterapia se ha desarrollado poco en términos de enfermedades dermatológicas.

La eficacia del tratamiento en balnearios no solo tiene un efecto psicológico, las sales contenidas en esta agua poseen un efecto directo en la estructura de la piel, son absorbidas en cierta medida y actúan sistémicamente

Actualmente son tratadas enfermedades como: 


La psoriasis 


La
dermatitis atópica 


El envejecimiento de la piel 


Los trastornos seborreicos


La serosis idiopática

Los baños de aguas saladas y sulfurosas son los más importantes, se indican para psoriasis, neurodermatitis, acné y urticaria.

También se utilizan terapias individuales en las cuales las propiedades térmicas, químicas y particularmente las mecánicas son empleadas para enfermedades del sistema circulatorio, especialmente las venas.

AGUAS TERMALES:


Mucho se habla de los lugares turísticos con aguas termales, y sus beneficios sobre la salud. Pero, qué son realmente, para qué sirven.

Conocer estas respuestas, te pueden ayudar a la hora de saber aprovecharlas y obtener el máximo de beneficios.


¿Qué son las aguas termales?

Las aguas termales son aguas que contienen diversas cantidades de minerales (flúor, hierro, yodo, sodio, cromo, fósforo, etc.), un pH, una ionización y gases específicos.

Estas emergen del interior de la tierra y poseen una temperatura un poco más elevada a la superficie de la misma.

Su composición dependerá del lugar de dónde provienen.


¿Para qué sirven las aguas termales?

Cuando realizas un baño termal, recibes todas las características propias de esas aguas. El agua se encuentra a una temperatura un poco más elevada, esto provoca que los minerales pasen a través de la piel, al organismo y comiencen a actuar.

La primera acción que ejercen las aguas termales es activar y acelerar tu metabolismo. Provoca un sistema de tensión y relajación, que se produce en todos los órganos del cuerpo. Este accionar provoca una serie de beneficios.

Mejora y aumenta tu inmunidad celular y humoral.

Si padeces de dolores articulares, tiene un efecto calmante y antiinflamatorio.

Tiene un efecto sedante sobre el sistema nervioso, reduciendo la ansiedad.

Depura tu sangre, eliminando las toxinas y residuos que pueden ocasionarte enfermedades degenerativas.

Si padeces de dolores articulares, reduce la inflamación, y disminuye el dolor.

Si padeces de alergia la reduce y, además, disminuyen los episodios de asma y bronquitis.

Mejora la salud de tu piel, reduce eccemas y regenera la piel en problemas como la psoriasis o dermatitis.

Las aguas termales te pueden servir de complemento de otras terapias o tratamientos médicos, pero es necesario que seas cauteloso.

Las aguas termales son beneficiosas, pero es necesario que tengas cuidado con la temperatura, ya que si permaneces más tiempo del recomendado, puedes sufrir de hipotensión o hipertensión, taquicardia, desequilibrio metabólico que provoque una descompensación cardiaca.

Incluso las aguas termales pueden estar contraindicadas en pacientes con nefritis, hipertensión arterial severa, cardiopatías descompensadas, ciertos tumores y úlceras estomacales.

Beneficios de las aguas termales:

Son conocidas en todo el mundo por sus propiedades sanadoras para variadas enfermedades y dolencias.

Se trata de las aguas minerales que brotan del suelo con unos 5°C más de temperatura que en la superficie, en la mayoría de los casos.
Características de las aguas termales

Las aguas termales provienen de las capas subterráneas de la tierra, a mayor temperatura que la superficie y son ricas en varios componentes minerales. Se utilizan en tratamientos terapéuticos, sobre todo en forma de baños, pero también irrigaciones, inhalaciones y calefacción. Se ubican por lo general en una falla terrestre y suben en forma de vapor o de agua caliente.

Se pueden clasificar según las temperaturas: frías (menos de 20°C), hipotermales (20-35°C), mesotermales (35-45°C), hipertermales (45-100°C) y supertermales (100-150°C). Pueden estar compuestas por diversos minerales, como ser hierro, cloro, azufre, magnesio, cloro, calcio, sodio y bicarbonato.

Cualquier país puede tener aguas termales en su territorio.

Algunas de las fuentes de aguas termales más importantes del mundo se ubican en Puerto Rico, Honduras, Estados Unidos, Panamá, Chile, Perú, Bolivia, Colombia, Japón, Islandia, México (la nación que más ofrece, casi 20 diferentes), Nueva Zelanda, Venezuela, Uruguay, Argentina y España.

Desde épocas remotas, las civilizaciones antiguas utilizaban los baños con aguas termales para curar enfermedades y también como un sitio de socialización.

Los hallazgos más antiguos de esta práctica datan de 2000 años a.c. en la India, también en Italia y Grecia.

¿Cuáles son los efectos de las aguas termales en el organismo?

El agua mineralizada o termal, caliente tiene diversos efectos en el cuerpo de los hombres y las mujeres.

Se pueden dividir en tres tipos: químicos, físicos y biológicos, pero todos actúan al mismo momento.

El baño aumenta la temperatura corporal, mata gérmenes y virus, incrementa la presión hidrostática, la circulación sanguínea y la oxigenación, ayudando a disolver y eliminar las toxinas.


Como aumenta la oxigenación, mejora la alimentación de los tejidos en general, ayudando en los procesos metabólicos y estimulando las secreciones del estómago y el hígado, facilitando la digestión.


Si se repiten los baños termales por períodos de tres o cuatro semanas se pueden normalizar las funciones endócrinas y el funcionamiento general del sistema nervioso.

También se ha comprobado que mejora y estimula el sistema inmune, que relaja la mente, aumenta la producción de endorfinas y regula las funciones glandulares. Estos efectos en el cuerpo se deben a los minerales que contienen las aguas, como ser magnesio, calcio, azufre y carbono.


Existen a su vez enfermedades de la piel que se pueden mejorar notablemente con la visita periódica a los centros termales, en especial los que contienen azufre.

Los trastornos que más se ven beneficiados son la psoriasis, los hongos y la dermatitis. También sirven para curar heridas y diferentes lesiones en la dermis.

Tips para tener en cuenta y disfrutar de las aguas termales

Si te das un baño por cuestiones de higiene (algunos hoteles ofrecen aguas termales hasta en las duchas), que sea a una temperatura menor o igual que el cuerpo, para reactivar la circulación y las energías.

No permanezcas más tiempo del aconsejable en las piscinas, sobre todo las que son cubiertas o con el agua demasiado caliente. Los instructores o médicos son los que indicarán los minutos para cada caso en particular.


Ten en cuenta que la presión que el agua caliente ejerce sobre la caja torácica hace que la inspiración sea más simple pero no la espiración.

Puede traerte somnolencia, sensación de fatiga o cansancio. Apenas experimentes estos síntomas, sal de la piscina.


No tomes demasiados baños de inmersión en un mismo día: sobre todo si tienes alguna enfermedad en particular.

Los vasos no reaccionan de la misma manera cada vez que ingresas en las piletas y lo primero que se contraen son los conductos sanguíneos.

Si esto ocurre varias veces en un período muy corto puede traer complicaciones.

No tomes baños en aguas termales durante las primeras horas de la mañana: durante la noche la tensión arterial y los reflejos bajan (por ello te sientes “fuera de control” cuando recién te levantas).

Si optas por un baño matutino estos niveles todavía estarán más reducidos, pudiendo causar mareos, desmayos, etc.

Lo mejor es levantarse, desayunar liviano y luego de una caminata o algún ejercicio tranquilo recién ir a las termas (a media mañana después de la digestión del desayuno).

Ingresa a las aguas termales luego de dos horas de almorzar: la digestión hace que la sangre circule hacia las vísceras. Si en ese momento te bañas, el agua caliente hará que los vasos se dilaten e irriguen hacia otros sitios del cuerpo.

Consulta al médico que haya disponible en el complejo termal antes de ingresar a cualquiera de las piscinas.

Las mujeres embarazadas tienen algunas restricciones para sumergirse en algunas de ellas, por ejemplo. Y los pacientes con alguna dolencia en particular deben conocer el tiempo exacto de contacto con el agua.