Aromaterapia Egipcia

La Aromaterapia es mucho mas que simple olor: 
Más que el efecto que pueda producir el aroma de las esencias en todo nuestro ser (que no es poco en si mismo), lo realmente relevante son los beneficios que sus vibraciones y señales vitales que nos aportan. Vibraciones que pueden mejorar no sólo nuestro cuerpo, también nuestra mente, nuestra alma, nuestro espíritu y por supuesto, nuestro entorno, para convertirlo en un espacio dispuesto para el desarrollo humano y personal.

Es un recurso completo que trabaja en la persona de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba, así como de dentro afuera y de afuera a dentro. Podemos decir que, una vez que la esencia nos alcanza, sus vibraciones son capaces de atravesar todas las células, los sistemas corpóreos y etéricos, drenando o corrigiendo infinidad de anomalías.

La aromaterapia es aplicable indiferentemente al tipo de terapia que realicemos, como por ejemplo el Reiki, la Homeopatía, la Medicina alopática convencional, la Naturopatía, la Osteopatía, Masajes, Psicoterapia, etc.

La cuestión es que la aplicación de esencias, sobre todo las sagradas, producen en nuestro sistema corporal, espiritual y ambiental, señales benefactoras de muy alta vibración, opuestas a las señales disrruptoras y de baja frecuencia que nos conducen a la falta de armonía, a la enfermedad y nos mantienen en ella.

Desde los años sesenta el doctor Bruce Lipton, el descubridor de las células madre, se sabe que el ambiente en donde viva un organismo es infinitamente más decisivo para su estado de salud y supervivencia que cualquier otro factor.

¿Qué son las esencias?

Las esencias sean sagradas o no, son sustancias muy poderosas, complejas y de amplia acción. Concentran la fuerza y cualidades de la planta o sustancia de la que proceden.

Nos serán útiles para dirigir una situación dada y conseguir el equilibrio en el ser humano, sanando todo tipo de síntomas y enfermedades, ya sean físicas, emocionales, mentales o espirituales, que son los cuatro niveles que alcanzan las esencias.

Podremos además, lograr el equilibrio energético y espiritual de los diferentes ambientes donde habitamos y formar ambientes más adecuados para cada momento.

Igualmente podemos limpiar lugares o zonas concretas para, evitar que energías o intenciones negativas influyan en nosotros y nos perjudiquen.

Como perfume se aplica directamente sobre la piel, ya que de esta forma la esencia penetra como mínimo un 14% por la piel y llega al torrente sanguíneo, dependiendo del tipo de poro, del tipo de piel, densidad de grasa en la dermis, tensión arterial, temperatura ambiental, etc.

Además, también penetra por vía olfatoria donde a través del procesamiento de la corteza olfatoria llega al sistema mesolímbico, lugar donde se procesa nuestra memoria ancestral.

El perfume interrelaciona con esta memoria ancestral y vital de la persona y, por evocación nos lleva al equilibrio emocional, proporcionándonos relax, seguridad, autoestima, eliminando pensamientos parásitos que anulan nuestra actuación, y miedos, es decir, la esencia interactúa con la energía de cada chakra asociado a una emoción, a un aspecto físico, mental o espiritual.

La ciencia actual constata la precisión del antiguo saber egipcio.

Afortunadamente y gracias a la moderna tecnología, se hace cada vez más evidente que, lo realmente relevante de las Esencias Sagradas Egipcias son las frecuencias y las vibraciones que nos aportan para sanar y equilibrar todos los aspectos del ser: Cuerpo, Mente y Espíritu. 

Esto no debe de extrañarnos porque todo, absolutamente todo lo que podamos percibir o imaginar, está constituido por hondas con múltiples frecuencias de vibración. Ya se sabe que la materia en sí, está vacía. El núcleo de cada átomo, donde parece residir la “esencia de la Masa”, es puro vacío.

La solidez de las cosas que tocamos,se debe a la fuerza de la energía y lo que en realidad parece que configurara, es la mente; una mente universal que se expresa en todo cuanto existe.

Lo realmente maravilloso y sorprendente es que los antiguos egipcios tuvieran conocimientos ciertos de todo esto.

Aromaterapia, desde cuándo:

¿Pero desde cuando se utilizan las esencias y aromas? La aromaterapia viene estando presente en protocolos místicos y de sanación, en las civilizaciones más antiguas y sabias del mundo entero a lo largo de toda la historia.

En Babilonia, China, la India, en el Tibet desde tiempos inmemoriables y por supuesto en Egipto, donde se tiene noticia de su empleo por los sacerdotes desde hace más de 4.300 años, como dejaron reflejado en las paredes de los templos.

El sistema de sanación Ayurveda también ha venido empleando las esencias y los aromas en sus tratamientos, desde hace más de 5.000 años.

Las esencias eran empleadas para sanar y restablecer el equilibrio físico de los seres vivos.

Para limpiar y trasmutar energías malsanas de personas, animales, casas, entornos, objetos.

También para proteger personas, objetos, negocios y bienes a nivel espiritual de ataques psíquicos.

Se utilizan para sacralizar y elevar el nivel vibracional en protocolos religiosos y espirituales.

No olvidemos que somos energía y vibración. Así que, lejos de ser una moda pasajera, lo que se pretende es mantener y extender una sabiduría plena de beneficios y ventajas para las personas y el mundo.

¿Qué es la Terapia Egipcia?

La Terapia Egipcia es una técnica Egipcia ancestral con un alto poder de sanación energética, al seguir manteniendo el mismo método inicial con aceites considerados sagrados como los que aparecen en los Templos de Komombo, Edfú, Karnak y Luxor.

En el imperio antiguo existían especialistas encargados de los aceites perfumados reales que se almacenaban en la cámara de los ungüentos donde una selección de siete aceites sagrados era reservada para el uso de los más altos sacerdotes y sacerdotisas y se entregaban al difunto para el transporte del alma al más allá.

Se reconocía a estos aceites alquímicos la capacidad de transportar energía a través del universo y abrir puertas a otras dimensiones, así como mover dicha energía a través de los distintos niveles dimensionales.

Cuando realizamos una terapia a nivel aural o físico, actuamos tanto en el chakra como en los vórtices energéticos que se entrelazan, corrigiendo los daños en el tejido energético y reestructurando a nivel físico los daños que se hayan producido. Es decir, limpiamos energéticamente nuestro cuerpo.

Cuando realizamos esta terapia con los aceites sagrados de Egipto, actuamos regulando los biorritmos de la persona.

Esto ocurre a través de la aromaterapia y por la alta vibración energética de los aceites. Permaneciendo así el efecto en nuestro organismo durante 28 días, corrigiéndolo y armonizándolo. Está considerada como una terapia de las más sagradas dentro del mundo esotérico y espiritual.

Los aceites sagrados de Egipto actúan:

A nivel emocional: Conseguimos equilibrio y despertar de la conciencia.

A nivel espiritual: Elimina las cargas ancestrales, armoniza los chakras áuricos y físicos, fortaleciendo así nuestro ser, nuestro yo, para seguir creciendo y evolucionando en nuestra vida.

Antiestrés: produciendo una relajación muy profunda.

La aromaterapia con los aceites egipcios son  una herramienta clínica, que una vez que la esencia llega a nuestro interior es capaz de atravesar todas las células corpóreas drenando o corrigiendo cualquier anomalía.

¿En qué te puede ayudar la Aromaterapia Egipcia?

Si te encuentras:

Emocionalmente bloqueado.

Situaciones que van dañando tu identidad personal.

Sentimientos de odio, rechazo, rencor en tu corazón.

Bloqueos para expresar tu verdad.

Problemas para contactar con la conciencia más elevada.

Desconexión con la Energía Divina que te ayuda a inspirarte, guiarte y protegerte.

Situaciones que no te permiten avanzar.

¿Cómo funciona la Aromaterapia Egipcia?

Funciona a través del olfato o por penetración a través de la piel, permitiendo que llegue hasta el interior de nuestro cuerpo logrando un proceso único de sanación y toma de conciencia.

No solo es útil para conseguir el equilibrio en el ser humano, sanando todo tipo de síntomas ya sean físicos, emocionales, mentales o espirituales que son los cuatro niveles que alcanzan las esencias.

Haciendo una breve historia, los médicos egipcios, ya  utilizaban los aceites como medicamentos para la curación de muchas enfermedades.

Hay pruebas encontradas de las tablillas de ofrendas en las tumbas de los faraones.

Los siete aceites sagrados en el antiguo Egipto,  trabajaban en profundidad misterios espirituales, relacionados como por ejemplo, con los siete  chakras físicos y los siete chakras áuricos.

¿Qué se puede lograr con la Aromaterapia Egipcia?

Con la aromaterapia egipcia preparada en perfumes, en difusores o en bañera, se pueden lograr tomar conciencia y empezar a trabajar en aspectos de la vida que nos limitan como por ejemplo cortar ataduras con familias, parejas, o amistades que no nos favorecen en nuestro avance, problemas como procrear, mejorar procesos de menopausia, situaciones de falta de perdón, que no nos permiten amar libremente, activación de nuestro sexto sentido o simplemente conectarnos con la divinidad entre otras cosas.

Tenemos por ejemplo en la aromaterapia egipcia un Ámbar Rojo que se relaciona con el chakra 1 y que nos proporciona la energía que necesitamos para cubrir los aspectos básicos de la vida, un Jazmín relacionado con el chakra 3 del plexo solar para ayudar a las personas a que conozcan su propio valor y que tengan un sentido real de su identidad,  el Ámbar Kashmir trabaja el chakra 5 , garganta que se utiliza cuando nos lamentamos, nos quejamos, suspiramos, nos reímos o gritamos, el timbre y el tono de nuestra voz y las inflexiones del discurso reflejan si estamos abiertos o bloqueados, y así el resto de los aceites Sagrados Egipcios que como verán, abarcan situaciones personales de todo tipo.

El tratamiento consiste en realizarte la terapia en camilla combinando aceites y chakras ya que cada uno de los aceites va en consonancia con un chakra.

O si lo prefieres prepararte el perfume que necesites testandolo con cuadrigas especiales para que te lo lleves personalizado para casa y lo uses por un periodo determinado.

Además de los Aceites Sagrados Egipcios para los chakras físicos también existen 7 Aceites para los chakras áuricos.

Advertencia: La Terapia de Aromaterapia egipcia no es ni sustituye a ninguna terapia médica o psicológica.

No se debe realizar en:

Mujeres embarazadas.

Niños.

Personas con problemas oncológicos.

Personas con fiebre o proceso infeccioso.

Anímate, prueba en Terapias Vigo a sentirte envuelta en los aromas que utilizaron los antiguos Faraones y sus Reinas,  veras que bien te sientes y como te ayudan en tus procesos de aprendizaje.

 

 

Contactar